Menu

La cocina está cerrada

No pidas pescado los lunes. El pescado del lunes ha estado guardado desde el viernes, bajo Dios sabe qué condiciones.

La muerte de Anthony Bourdain realmente me conmocionó. Él fue encontrado este viernes en Francia, donde estaba filmando su show “Parts Unknown”, CNN confirmó que la causa de la muerte fue un suicidio. El chef Eric Ripert, amigo muy cercano de Tony (Como lo llamaban), lo encontró sin vida en su habitación de hotel en la mañana. Su influencia y marca en la comunidad de comida, viajes y periodismo fue extraordinaria, inspirando a una generación de escritores, cocineros y exploradores, tanto dentro como fuera de las cocinas. En su bestseller, Confesiones de un chef, contó la historia de cómo surgió su pasión, sus días cocinando en Les Halles y la vida desenfrenada detrás de las escenas de la industria de restaurantes.

En lo particular, cuando leí este libro, voló mi cabeza, la forma única de contar historias de Tony me hacía sentirlo como un pana más, me hacía sentir como si hubiera estado junto a él en todas esas aventuras, recetas y excesos. Pero sobretodo; cada página que leía, reafirmaba mi amor por la cocina, los cuchillos, el fuego, los tronchos de carne sangrante, el pescado recién cogido, y comer directamente de la concha de una ostra recién abierta!

Sus palabras nos inmiscuían en las prácticas oscuras de los restaurantes: por qué no ordenar pescado los lunes, o pedir mantequilla para tu pan (¿Sabes que hacen con los restos de mantequilla que dejas en la mesa?), qué pensar acerca de los buffets y cómo un pedido de carne “bien hecha” puede salvar a ese filete guardado, del tacho de basura.

Él parecía ser la primera idea que venía a la mente de todos cuando mencionaban a un «chef famoso», aunque hacía años que no trabajaba en la cocina de un restaurante. Además que como siempre dijo, prefería describirse como un cocinero y no como un chef.

La fama de Bourdain no era como el tipo de actor o músico lejano, lacado, empaquetado y vendido con un boletín de estilo de vida. Bourdain como mencioné antes, se sentía como tu hermano, tu tío genial, tu amigo más real, más inteligente, que una noche caminó de tumbos contigo afuera de un bar después de muchas cervezas y terminó frente a algunas cámaras de televisión y decidió quedarse allí.

“Tony” siempre fue un aventurero, desde el niño que se decidió a comer su primera ostra hasta el caminante que no le importaba sentarse sobre plásticos para vivir la cultura de un pueblo olvidado en Tailandia o compartir una cerveza con Obama. Él fue un peregrino que le dio voz a la cultura gastronómica, a su gente, a sus experiencias.

Para terminar solo quisiera citar sus sugerencias para los que quieren entrar al mundo de la cocina:

  1. Comprometerse afondo
  2. Aprender español, esto es muy importante
  3. No robar
  4. Ser siempre natural
  5. Nunca busques pretextos ni culpes a otro
  6. Nunca des parte de enfermo
  7. La pereza, la dejadez y la lentitud son malas
  8. Prepárate para ser testigo de injusticias e inquietudes humanas
  9. Espera lo peor
  10. Intenta no mentir
  11. Evita los restaurantes donde el nombre del dueño esta encima de la puerta
  12. Piensa bien tu curriculum
  13. Lee libros de cocina y revistas dedicadas al gremio
  14. Ten sentido del humor, te hará falta

 

tony

 

«Si tuviese que defender cualquier cosa, sería el movimiento. Hasta donde puedas, tanto como puedas. Al otro lado del océano, o simplemente al otro lado del río. Ponerte en la piel de otra persona o al menos comer su comida. Es una ventaja para todos».

Larga vida flaco loco.